1. Actualidad
  2. Noticias
  • Twitter, abre en ventana nueva
  • Linkedin, abre en ventana nueva
  • Facebook, abre en ventana nueva
  • Google plus, abre en ventana nueva

28/01/2019 -

Castilla-La Mancha recuperará este trimestre las ayudas a empresas que contraten a técnicos de apoyo a trabajadores con discapacidad 

Foto de familia

Castilla-La Mancha aprobará antes de que finalice el primer trimestre de este año una orden para recuperar las ayudas a empresas que cuenten con técnicos de apoyo a trabajadores con discapacidad y que necesitan acompañamiento. Así lo ha anunciado este viernes su presidente, Emilio García-Page, en el acto de inauguración de una jornada de networking empresarial organizada en Toledo por Inserta Empleo sobre buenas prácticas en la inclusión de personas con discapacidad y en el que también ha reconocido que, “a lo mejor no es esencialmente fundamental la cantidad, pero es muy importante la intencionalidad que lleva esa orden” cuyo desarrollo reglamentario ha arrancado hoy.

 

Junto a ello, Castilla-La Mancha también sacará promulgará una nueva orden que permitirá “triplicar” las ayudas destinadas a incentivar la contratación de personas con discapacidad con respecto a la pasada legislatura.

García-Page se comprometió a seguir “dando pasos” de la mano de empresas y organizaciones como la Fundación ONCE e Inserta Empleo con el fin de “seguir encabezando” el ranking de comunidades autónomas con una mayor tasa de actividad entre las personas con algún tipo de discapacidad ya que cerró 2018 con un incremento del 9% en el número de contrataciones en este colectivo, “muy por encima de la media nacional”, lo que, a su entender, supone un “aval para seguir avanzando”.  

En este punto acordó “hablar de fórmulas de colaboración” con Fundación ONCE que, en ocasiones, “casi parece más una administración pública que la propia Junta”.

El presidente de Castilla-La Mancha ha defendido la necesidad de compatibilizar la rentabilidad económica de las empresas con la “rentabilidad social, porque ambas son partes de la misma moneda”. “Esa es una lección que deberíamos tener aprendida ya que esa interacción es especialmente importante en el sector social” ha precisado.

“Con la aprobación de la Constitución, en España no solo se produjo un esfuerzo de transición política sino que, además, se aprovechó la ocasión para incorporar un corazón y un alma social extraordinaria aunque en muchas ocasiones se ha visto como una parte secundaria del desarrollo constitucional, pero ha dado muy buen resultado y ha puesto a España por delante de muchos países en parámetros sociales”, ha concluido.   

Por su parte, el director general de Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso, ha afirmado que, aunque el año pasado la tasa de actividad de las personas con discapacidad a nivel nacional experimentó un “pequeño repunte favorable, todavía estamos muy lejos y tenemos objetivos que cumplir”.

 
Para Martínez Donoso 2018 fue un año “histórico, de récord” para Fundación ONCE, que impulsó la contratación de 14.000 personas con discapacidad, 9.000 de ellas a través de Inserta Empleo. Unas cifras por las que se mostró “moderadamente satisfecho”, dado que en la base de datos de la entidad hay registradas más de 250.000 personas con discapacidad en búsqueda de una oportunidad laboral.

“Inserta tiene muy claro que la empleabilidad en España la generan las pymes y, aunque por normativa no tienen obligación de contratar a personas con discapacidad, en Castilla-La Mancha están cogiendo el mensaje que Inserta traslada para que prueben el talento de las personas con discapacidad”, ha reconocido, calificando a esta región como “pionera” en España en este ámbito.

Asimismo, ha adelantado que en los próximos días se presentará un estudio realizado en el seno de diferentes empresas en el que se analiza y se pone en valor “qué ha supuesto la incorporación de personas con discapacidad para la compañía, para la propia persona, para la sociedad y la administración”.
En este sentido, ha valorado la “alianza” que mantienen Fundación ONCE e Inserta Empleo con el tejido empresarial porque este es un proyecto “de todos, porque una sociedad no es justa ni equitativa si la inclusión no está presente”.

Una realidad que también compete, a su juicio, a las administraciones públicas como la de Castilla-La Mancha, cuyo “aliento se nota en el apoyo a la mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad”, ha apuntado.

Entre los retos de Fundación ONCE, Martínez Donoso advirtió de que también está “peleando” para evitar la reducción en 20 puntos de las tasas de cofinanciación en el Fondo Social Europeo para el próximo periodo, algo que “preocupa porque, de alguna manera, afecta a los colectivos en riesgo de exclusión y a las personas con discapacidad”, ha concluido.

En el acto también ha estado presente la directora general de Inserta Empleo, Virginia Carcedo, quien ha reconocido que a la entidad le gusta “generar itinerarios compartidos con las instituciones porque solos no lo podemos hacer”.

Carcedo ha hecho mención a la puesta en marcha de iniciativas como las unidades de proximidad, los convenios de colaboración con los ayuntamientos o el protocolo de colaboración que Inserta mantiene con la Junta de Castilla-La Mancha “con importantes resultados”.

Asimismo, ha anunciado la próxima puesta en marcha de un chat de asesoramiento a empresas que pretendan contratar a personas con discapacidad porque ha subrayado, se trata de una “razón social, pero también económica, porque tener equipos diversos genera sostenibilidad y permite diseñar servicios y productos distintos en los que quizá tu competidor no haya pensado.

A este respecto, Ángel Nicolás, presidente de Cecam, ha admitido que Inserta Empleo es una “magnífica herramienta que, quizá, el empresariado no esté utilizado todo lo que debería para romper la barrera y quitar el miedo de contratar a personas con discapacidad”.  “Tenemos que darles una oportunidad no por caridad ni paternalismo, sino por justicia”, ha concluido.

Finalmente, la directora regional de Inserta Empleo en Castilla-La Mancha, Cristina González, ha explicado que la entidad cuenta en esta comunidad con una bolsa de 12.000 personas con discapacidad a las que ofrece Itinerarios personalizados de empleo y formación adaptadad a las necesidades de las empresas.
En 2018 formó a 1.400 alumnos, una cifra “importante” que este año espera “superar al tiempo que contribuye a “quitar el miedo” al empresariado a la hora de incorporar este talento.

Este jornada se enmarca en los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que desarrolla actualmente la Fundación ONCE a través de Inserta Empleo, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

compartir en: